Es innegable que los tiempos que vivimos requieren soluciones acordes a las tecnologías de las que disponemos. No es entendible que en nuestro día a día dispongamos de todo un abanico de avances tecnológicos que hayan facilitado enormemente nuestra vida y hayan contribuido de hecho a abaratarla y darnos mayores garantías como consumidores y que, al mismo tiempo, en cuestiones de tanto interés como nuestro suministro eléctrico, se apueste por seguir como hace décadas. 

Esta es la razón por la que han surgido alternativas al consumo y generación eléctricas en ciudades como Barcelona. Alternativas mucho más eficientes y que pretenden ponerse del lado del cliente, poniéndose del lado de la tecnología y las posibilidades del presente. Por ello, y para el caso concreto de la ciudad condal, si estás pensando dar de alta la electricidad en Barcelona, te recomendamos leer hasta el final para conocer más de la revolución que se está produciendo y de la que tú también te puedes beneficiar.

Índice de contenido

Suministro más eficiente

Una de las razones por las que han comenzado a proliferar las compañías de energía independientes como Podo en Barcelona es que ofrecen términos, condiciones y costes más reales que sus homólogas clásicas. Uno de los principales problemas que sufren las ciudades y sus habitantes tiene que ver precisamente con la demanda de electricidad y su coste que, precisamente por ser aquella elevada, se dispara.

Sin embargo, es cierto que en muchas ocasiones el incremento de los precios se debe a factores arbitrarios, que son fruto de la posición de privilegio que hasta ahora tenían las compañías eléctricas clásicas.

PUEDE INTERESARTE TAMBIÉN
El mercado de Navidad en la Sagrada Família

Precios más competitivos

Una de las razones por las que este nuevo tipo de compañías está resultando competitivas en ciudades como Barcelona es precisamente que ofrecen energías con origen renovable. En efecto, este tipo de compañías cuentan en gran medida con el impulso de las propias administraciones públicas que miran por el interés de apostar por energías renovables. Eso hace que este tipo de empresas energéticas puedan prosperar y, con dicho impulso, hacer que el cliente se beneficie de tarifas más asequibles y transparentes. En el caso concreto de la compañía que te hemos presentado, puede ofrecer una de las tarifas más competitivas de todo el mercado.

Una filosofía acorde a una nueva mentalidad

Otro de los motivos por los que las nuevas compañías comercializadoras de electricidad proliferan en Barcelona y otras ciudades es que comparten gran parte de los valores de los consumidores actuales.

El consumidor actual no solo busca un servicio más justo y eficiente, sino que al mismo tiempo busca una serie de valores intangibles asociados a lo que se conoce como la «identidad corporativa». Esto quiere decir que los consumidores se vinculan con las empresas que representen y defiendan determinados valores, tales como el respeto al medio ambiente o una posición más independiente que la que tenían las compañías eléctricas tradicionales.

La intervención municipal

Otro de los puntos que explican por qué Barcelona está apostando por nuevas compañías eléctricas tiene que ver con la situación de abuso y privilegio que las compañías tradicionales tenían respecto al abastecimiento de la propia ciudad. Así, para el caso concreto de la ciudad condal, su alcaldesa, Ada Colau, ha decidido tomar una serie de medidas para reforzar este cambio.

PUEDE INTERESARTE TAMBIÉN
5 mercadillos de segunda mano que debes conocer en Barcelona

Este ruptura de los anteriores acuerdos ha hecho de Barcelona un auténtico epicentro de nuevas alternativas energéticas para los particulares, que pueden beneficiarse enormemente de dicho clima de competencia. Esto ha acelerado el proceso y ha repercutido positivamente sobre los clientes.

No requieren instalaciones previas

Una de las causas más importantes por las que estas nuevas compañías eléctricas están proliferando en Barcelona es que se han ajustado perfectamente a las necesidades de la ciudad y sus habitantes. Uno de los hándicap más importantes por los que no proliferaban compañías como Mipodo es que hasta hace unos años requerían la instalación de placas solares u otros elementos necesarios.

En la actualidad, sin embargo, estas compañías han sabido adaptarse a las necesidades del cliente y ofrecen suministro de energías de origen renovable sin necesidad de tener que instalar elementos como placas solares. Se establece un acuerdo entre el cliente y la compañía por la que esta garantiza suministro de origen renovable sin que aquel deba hacer ninguna inversión previa o instalación.

Una fórmula que por lo tanto vive en sinergia con los intereses de muchos consumidores y, al mismo tiempo, con una mentalidad y un futuro que ya están presentes y han venido para quedarse. Y es que si bien el caso de Barcelona es paradigmático, no es el único. Te invitamos a visitar esta compañía para saber todo lo que puede ofrecer en España.

Compartir
Me encanta viajar, conocer a gente y experimentar cada día con cosas diferentes. Tengo mi propio negocio online y escribo sobre todo un poco.

Dejar respuesta

*