Estudio biomecánico en Barcelona

Hay una multitud de personas que sufren algún tipo de dolor en los pies, rodillas o piernas tras unas horas de esfuerzo físico y no le dan mayor importancia, puesto que lo asimilan al elevado desgaste que han realizado durante la actividad. Pero lo cierto es que son muchos los pacientes que terminan recurriendo a un especialista porque estos dolores han empeorado. Es por este motivo, que en Biomotion Lab recomendamos realizar un estudio biomecánico a todos los deportistas, para de este modo prevenir posibles problemas.

Índice de contenido

¿Qué es un estudio biomecánico de la pisada?

Un estudio biomecánico consiste en realizar una exploración minuciosa de la pisada del paciente, mediante el análisis del pie en posición estática y en movimiento, cuya finalidad es conseguir la reducción de dolencias existentes y mejorar el rendimiento ante una actividad física constante. Pero ¿por qué es necesario realizar un estudio biomecánico de la pisada?

Beneficios de un estudio biomecánico de la pisada

  1. Gracias a un estudio biomecánico se podrá saber si el paciente padece de algún tipo de alteración en la columna vertebral. Aunque parezca mentira, muchas dolencias son a causa de tener una columna desviada o sufrir alguna problemática.
  2. Se realiza una valoración de la movilidad articular
  3. Se podrá observar cómo es el apoyo plantar que el paciente tiene, lo que resultará esencial para intentar corregir posibles apoyos incorrectos.
  4. Se pueden evitar problemas de salud, que a la larga podrían ser más difíciles de corregir
  5. Ayuda a corregir la forma de andar, correr o realizar nuestra actividad física gracias a las plantillas personalizadas y deportivas.

Cómo se realiza un estudio biomecánico de la pisada

Para llevar a cabo la exploración se realiza una anamnesis, es decir, el podólogo deportivo realiza una serie de preguntas al paciente para conocer su historial y poder obtener un diagnóstico más completo. Posteriormente, se realiza una exploración, con la ayuda de la mejor tecnología, postural, muscular y articular, para poder ver cómo es el movimiento del paciente. Y tumbado en una camilla se procede a comprobar cómo es la movilidad de sus extremidades inferiores.

Una vez se ha realizado toda la exploración se obtienen unos resultados exhaustivos que permitirán poner al paciente un tratamiento específico e individualizado. El estudio biomecánico puede durar entre 30 minutos y 2 horas, dependiendo de cada caso.

Avances tecnológicos para el estudio biomecánico

Gracias a los avances tecnológicos es posible mejorar la pisada para realizar con la máxima seguridad y un total rendimiento el deporte que se quiera también gracias a las plantillas deportivas. Acude a tu centro Biomotion Lab para realizar un estudio biomecánico, no te arrepentirás.

Dejar respuesta

*