En pleno Barrio Gótico, del distrito de Ciudad Vieja se descubre la muralla romana de Barcelona. Un monumental conjunto arqueológico, conformado por los restos de una antigua fortificación, la cual fue edificada durante los tiempos del Imperio romano. Es un lugar ideal para todo turista que visite este importante destino ubicado en Cataluña.

Cuando visitar la muralla romana de Barcelona

Este fortín fue levantado a partir del siglo I antes de Cristo. Su construcción fue iniciativa de las fuerzas romanas con el propósito de defender a la localidad de diversos ataques enemigos. Posteriormente, en la época medieval, fueron incorporadas las bóvedas con estilo gótico.

Con museos, playas, plazas, parques, fuentes, monumentos, iglesias y edificios. Barcelona es una ciudad repleta de rincones encantadores. En sus calles sobran las respuestas respecto a qué ver y qué hacer. Sin embargo, procurar una visita a este emblemático e inolvidable lugar es una de las opciones más importantes.

Algunas razones para descubrir la muralla romana de Barcelona

¿Buscando lugares qué ver en Barcelona? En nuestros días, es posible disfrutar de los restos de la nueva muralla, también conocida como la segunda muralla de Barcino. Contamos solo con esta alternativa, porque la primera muralla desapareció dando paso a la construcción existente.

Características de las murallas romanas de Barcelona

La obra consta de un doble muro, con un grosor de hasta 8 metros en las zonas más anchas. Contiene casi 80 torres de 18 metros de alto, donde la mayoría poseen una base con forma rectangular y un grupo más pequeño con una base semicircular. Estas torres se ubicaban en las puertas de la fortaleza y cuentan con vastos ventanales de tres luces.

PUEDE INTERESARTE TAMBIÉN
Tours gratis para conocer Barcelona sin pagar nada

Su acceso principal es por una apertura ubicada en el centro, concebida para el ingreso de transportes y otras dos vías laterales para el ingreso de peatones. Por el aspecto general de esta obra la ciudad fue reconocida como una urbe coronada.

¿Dónde encontrarla?

Muy cerca de la catedral de Barcelona, se encuentra la Plaza Nova. Este es un sitio ideal para contemplar los ingresos a la muralla, además en ella se preserva la Porta Praetoria. Asimismo, si se quiere obtener otra vista, la plaza de Ramón Berenguer es el lugar perfecto. Más si allí, se mezclan los estilos romanos, góticos y medievales.

¿Cómo llegar?

Trasladarse hasta la muralla es un asunto sumamente sencillo. Lo más aconsejable es tomar algún medio de transporte hasta la plaza Ramón Berenguer. Por otro lado, este medio puede cogerse en cualquiera de los distintos puntos cercanos a esta zona turística.

Resulta muy atractivo recorrer toda la extensión de la muralla, es decir tanto los tramos visibles, como los que se hallan un poco ocultos. Sin dudas, será un paseo imposible de olvidar donde se pueden encontrar lugares menos transitados o conocidos. Significa encontrarse con la historia desde los orígenes más remotos de esta ciudad.

Es el momento de ver las murallas, ¡visítalas!

Ya conoces la información necesaria para descubrir la muralla romana de Barcelona. Sabes dónde verla y cuentas con detalles sobre la misma. Recórrela cuanto antes, Barcelona se cuenta entre los destinos de Europa que más vale recorrer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here